Hasta el asesino más violento puede volver a su verdadera naturaleza


¿Dónde se inician los ciclos de violencia? ¿Cuál es el gen que contamina a todas las sociedades, desde las más pobres hasta las más avanzadas?

VenezuelaLa violencia hoy está en nuestras casas, en nuestras vidas, a veces de
manera inconsciente en la relación entre padres e hijos. Y la cárcel no está solo tras las rejas: puede ser una cárcel nuestra propia casa, nuestra propia vida, nuestra pareja, nuestro propio cuerpo. Se puede vivir encarcelado en uno mismo.
El gen de la violencia está a diferente escala en cada uno de nosotros, y por eso la reducción de la violencia parte de cada uno mismo.

Somos responsables de volver a conectarnos de cero con lo que somos, con nuestra esencia, que en realidad es puro amor, y des
de ahí rearmar la trama social.

Hasta el asesino más violento puede volver a su verdadera naturaleza, q
ue es la alegría y el disfrute de la vida, si reduce los niveles de la hormona responsable del stress y la violencia en su cuerpo.

Las técnicas que se enseñan en el programa Cárceles que el Arte de Vivir lleva a los penales, probaron este hecho con resultados favorables en más de 10 mil internos que ya tomaron los cursos en Argentina y miles de más en el resto del mundo.

El Programa se ofrece en más de 20 unidades penitenciarias en Argentina y en otros países de latinoamerica como Venezuela, México, Colombia, Chile, etc. Donde se hace yoga, ejercicio intenso para el cuerpo, reposo intenso para la mente, juegos. Y la acostumbrada pregunta del final a los internos: ¿Se sintieron libres a pesar de estar presos?. Y la respuesta siempre: Sí.
Venezuela 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − doce =